miércoles, 28 de junio de 2017

1897 - El Ataque de Kamansi. (1ª Parte)



Campamento insurrecto de Monte Arayat
Sitio de Kamansí 27 y 28 de Noviembre de 1897
Dibujo encontrado en el interior del diario.


"En Filipinas se alistó en las tropas de choque, los Cazadores Expedicionarios, con los que tomó parte en el asalto al monte Kamansi que defendía el general filipino Macaboulos. En el asedio de Kamansi estuvo bajo las órdenes del general Monet. El 28 de noviembre de 1897 las tropas españolas lograron tomar el monte Kamansi, perdiendo tantos soldados que los filipinos consideraron la acción como una victoria suya pese a perder la posición. Tras la toma del monte, el general Monet se presentó en el lugar junto a su estado mayor, rodeado de una serie de oficiales, los despectivamente conocidos como "paniaguados" por gozar de privilegios inmerecidos; Monet repartió honores y condecoraciones entre estos militares, de los cuales ninguno había participado en la contienda, relegando a un segundo plano a los auténticos combatientes.


Referencia a la biografía del militar Mediano, Mariano
Fuente extraida de http://www.mcnbiografias.com



*****



El día 18 salimos para Pora a pie regresando el 19 a Panique, el 20 a Gerona y volviendo una vez más el 21 a Panique.

El 22 salimos para Malabang por ferrocarril con objeto de reencontrarnos varias fuerzas y asistir al ataque de Kamansi (situado en el monte Arayat) de la provincia de San Fernando de la Panganga llegando al mismo día a las dos de la tarde, pernoctando en ese punto los días 25 y 26.


El 27 se unió a nosotros una columna de 100 hombres frescos con varias piezas de artillería de montaña con dirección del campamento Kamansi. Llegamos a la vista del campamento enemigo a las 12 del día .


Paró la columna y se preparó la artillería que hizo varios disparos "despertando" así al enemigo que respondieron con nutridas descargas de fusilería. Seguidamente se desplegaron las secciones destinadas a las guerrillas, y que por suerte me tocó ir en una de ellas dirigiéndonos hacia las trincheras, las cuales no se veían hasta estar a menos de 10 metros de ellas. 


Mi compañía pagó el pato como suele decirse, pues al marchar a la vanguardia nos tocó subir los primeros y al estar próximas a las trincheras, un lancetazo del enemigo nos quitó 4 hombres de en medio, en un santiamén, teniendo que retroceder por ser imposible resistir el nutrido fuego de fusilería con balas explosivas. 

Nos volvimos a reunir toda la fuerza y subimos al monte por un lugar sitio, que era una vereda hecha por los insurrectos a medio metro de profundidad, llena de agua, chinas y púas para dificultar la subida, ya próxima el asalto al campamento se trabó un nuevo combate que después de 5 horas de fuego nos fue imposible posicionarnos en ningunas de sus trincheras y batimos la retirada al hacerse la noche; formando un cordón bajo el campamento enemigo con objeto de proteger a nuestros heridos.



La noche fue un infierno, pasándola  de la noche de lo peor que puede imaginarse, escuchándose disparos y lloviendo a mares, realmente no pensé en ver el día siguiente. Tanto fue así que dos soldados hartos de pasar malos ratos y pensando en lo que les quedaba por pasar al día siguiente se suicidaron, pegándose dos tiros y muriendo uno de ellos.


sábado, 24 de junio de 2017

Poemario - Te miro en la distancia



Imagen de George Apperley


En el diario se pueden leer una serie de poemas que hubo de escribirse en las largas noches de guardia. Aunque por su composición me recuerda algún tipo de cante o fandango. Poco a poco iré intercambiándolos conforme vaya avanzando en la transcripción de las maltrechas hojas del mismo.




*****



TE MIRO EN LA DISTANCIA


Te miro en la distancia

y ya casi no te veo,

tanto como te he querido

y de ti ya ni me acuerdo


Sin embargo de noche 

y a solas con mis sueños

intento de quererte,

de alcanzarte de nuevo.



Y yo mismo me maldigo y me desprecio

porque se que es mía la culpa

que aún  estando muy cerca

estés de mí tan lejos.



miércoles, 21 de junio de 2017

1897 - La Batalla de Anao




Laguna de Bay (Filipinas)


Esta sin duda alguna ha sido la parte más difícil de la transcripción del diario, debido al mal estado en que se encontraba, siendo necesario hacerlo con una lupa luminosa y de gran tamaño que me han proporcionado. Los interrogantes son debido a la imposibilidad física de leerlo ya que corresponden a trozos de papel que faltan en dicha hoja.


*****

El día 1 de Enero, desde Zarzon(?), salimos el día 2 mi teniente y yo en ferrocarril hacia Ballayanterra con motivo de los continuos descarrilamientos del ferrocarril en la zona, por parte de los insurrectos.


El 5 salí con mi compañía para el campamento de Kamansi, por ferrocarril hasta Malaban donde pasamos la noche el 7 por la mañana emprendimos la marcha hacia el campamento de Kamansi ,llegando a las 11 de la noche, donde estuve hasta el día 14 que fui relevado mi compañía y marchando hacia San Pedro el 15 salimos para ¿…. ? y desde ese punto por ferrocarril hasta Manila llegando a las 8 de la noche.




Manila, fotografía de la época



La marcha de mi batallón hacia Manila se debió a la poca confianza de los nativos, cuyas deserciones eran cada vez más numerosas, saliendo hacia el día siguiente para Guadalupe que era la capital manteniéndonos tres batallones hasta el día 23. 

El 24 salimos para Nasugmuts y seguidamente embarcamos …. (?) para llegar a Hipan a donde fuimos castigados, del 25 al 28 de viaje. 

Hasta el 14 de marzo permanecí en cama, no habiendo podido ir con mi compañía hacia Manila por padecer unas fuerte calenturas. El 15 salí con objeto de incorporarme a mi compañía, pernoctando aquella noche en el fuerte de …. (?) 

El 16 salí en el convoy llegando a Marabuit.



Propaganda de la Compañía de Tabacos Española
"La Flor de Isabela"


El 14 de abril marché con mi compañía al punto más pintoresco que vi en Filipinas, la laguna de Bay y sin duda alguna la mas saludable de las que estuve, tiene buenas aguas y una laguna que a mi cálculo tendrá más de 10 millas de extensión, en la que disponíamos  de cuatro lanchas cañoneras.

Es él punto donde hace más frío de todos donde he estado anteriormente.

El día 8 estuve en Lligan y el 9 salí con la compañía para Lugait (Trocha de Tukurom) embarcando en un vapor que fue remolcado por el Cañonero “Mariveles” llegando a las 8 de la noche. 


El 10 y el 11 permanecimos en Lugait ayudando a los trabajos de aquel fuerte, el cual fue abandonado por las fuerzas que lo guarnecían, a causa de los continuos ataques de los moros. 

El 13 salimos para Tukuran permaneciendo el 14 en ese punto. El 15 volví a Lugait y de aquí a Lligan con objeto de fortalecer las fuerzas de estos destacamentos.







El 16 hacia Laguindingán de nuevo y el 17 para Tukuran permaneciendo en este punto hasta el 26 por orden superior, embarcando en el trasporte y llegando al anochecer en el siguiente día a las cinco de la mañana.

Así el día 27 emprendimos la marcha para Panique llegando al pueblo de Anao donde sorprendimos al enemigo que se hallaba dispuesto a tomar el rancho. Nuestra vanguardia hizo fuego sobre ellos, haciendo el enemigo lo propio. 



Después de una gran resistencia apelaron a la fuga persiguiéndolos toda la fuerza por varios bandos y dándole una buena batida siguiéndolos hasta el pueblo de Nampicuán donde se dispersaron por completo.

Quedaron en el campo 140 muertos de ambos bandos, apoderándonos de 24 caballos, varias armas blancas y de fuego y una guerrera que por lo engalanada que estaba se suponía fuera de un jefe o cabecilla. 

Terminada la refriega continuamos la marcha hacia Panique, quedando en este punto y sola mi compañía de volante, para recorrer diariamente los pueblos inmediatos e intentando mantener el orden.


Imagen del film "Los últimos de Filipinas"
de Antonio Román



sábado, 17 de junio de 2017

Ascenso a Sargento e Incertidumbre (Noviembre de 1896).



En el mes de agosto fui examinado y ascendido a Sargento con antigüedad desde el 1 de junio. Destinándome a Zamboaga, donde  presté mis servicios; concretamente en las oficinas del regimiento, hasta el 4 de noviembre en que voluntariamente embarqué con mi batallón en el transporte de guerra General Álava con objeto de operar en la compañía de Luzón (Paniqui). 



Vapor "General Álava"

El día 4 llegamos a Manila permaneciendo allí hasta el 10, donde por ferrocarril salimos con mi compañía en dirección a Zarzón (?) llegando el mismo día a las 11 de la noche. Al día siguiente es decir el día 11 a las 23:15 de la noche volvimos a salir con mi compañía por ferrocarril hasta el pueblo de Gerona, con objeto de buscar a una partida insurrecta que decían merodeaba por aquellos contornos. 

Llegamos a este pueblo y nos apeamos, seguidamente,  emprendiendo la marcha a pié hacia Panique a cuyo pueblo llegamos a las 3 de la madrugada saliendo hacia el barrio de Carino donde nos amaneció. 



Manila, alrededor de 1898

Aquella misma mañana del día 12 y sin descanso, salimos de dicho barrio en dirección de Gerona, a donde llegamos a las 21:00 horas, saliendo por segunda vez para Panique a pie, llegando y continuando la marcha hacia los barrios de Villaflores y Mompot, en busca de la partida de insurrectos que por aquellos lugares había. Entrando en Panique al amanecer del 13.


Ese día a las 2 de la tarde volvimos a salir para Zardon llegando a media tarde y pernoctando en este puerto hasta el 15 que se formó una columna volante compuesta por las dos compañías de cazadores nº 8, junto a mi compañía, al mando del Comandante Arqués para recorrer constantemente las provincias de Quezón y Nueva Écija. 



Isla de Luzón, Filipinas

Una vez organizadas las columnas nos dirigimos a pie a Panique y de allí a Cuyapo, llegando a las 2 de la tarde y permaneciendo en este punto. El día 16 a las 5 de la mañana nos dirigimos a pie hacia el campamento de Zutubalete donde según decían se encontraba el enemigo y después de las 6 horas de maniobra por aquellos montes del demonio tuvimos que retroceder por desconocimiento del terreno, dirigiéndonos de nuevo al pueblo de salida.



El Nido, Filipinas

viernes, 9 de junio de 2017

1896 - Malabang y la Isla de Bongo



Dibujo a plumilla del autor del diario
fechado en 18 de Abril de 1896


En el destacamento de Malabang pasé muchos sudores y fatigas, ya que mi trabajo en dicho destacamento consistía en apoyar a una guarnición cercana, un fuerte denominado “General Corcuera” que se hallaba a unos dos kilómetros en el interior del bosque. Que era donde se hallaba el verdadero fortín de este nombre y que fue abandonado en época muy remota por el general que daba nombre al mismo, a causa de las calamidades que allí pasaban debido al aislamiento. 
Siendo ocupado, antes de mi llegada, por una compañía de ingenieros con el objetivo de levantarlo de nuevo, pues se hallaba este en completa ruina. 





Dibujo a plumilla del autor del diario
fechado en 18 de Abril de 1896

Por este motivo todos los días la fuerza franca de servicio del destacamento, se dirigía a talar al bosque inmediato que rodeaba al fuerte. Aquellos sitios, casi todos manglares originaban no pocas calenturas y llagas en los pies y piernas, esto último en partículas a los hijos del país. 

Luego me destinaron a un nuevo destacamento, partiendo el 17 de junio del mismo año al fuerte llamado “General Blanco” (Isla de Bongo). En este destacamento lo pasé muy bien aunque algo mucho más aburrido que en Malabang, pues no había más españoles que el sargento y yo. 


Bosques de Bongo

Nos cuidábamos el uno al otro, turnándonos en la elaboración de la comida, donde casi ningún día nos faltaba el pollo ni el jabalí en la mesa. Los huevos los obteníamos a vasto, gracias las 20 gallinas y varios pollos que compré que una aldea cercana y que multiplicándose llegue a tener mas de 150. 

Para pasar mejor el tiempo me dediqué a la caza del jabalí con el fusil y a la pesca en la playa.


Palawang

Permaneciendo en dicho destacamento hasta el 25 de mayo, cuando por falta de aventura y hazañas decidiera marchar a Zamboaga y lo conseguí embarcando en dicho día, con mucho viento, y con el objeto de marchar a P. Parang para desde allí poder embarcar en el vapor hasta Zamboaga. 

Antes de llegar a P. Parang quise saltar en Pollok (Parang) y conocer aquel pueblo y su gente, así lo hice puesto que nadie me lo impedía. Pasé la noche en dicho pueblo y salí al día siguiente por la mañana con objeto de aprovechar el viento para P. Parang, llegando por la tarde. 


Zamboaga, la joya del Pacífico

En este puesto estuve hasta el 29 del mismo mes de mayo que llegó el correo vapor “Brutus” donde embarqué para Zomboaga llegando el día 1 de Junio siendo destinado a la oficina del cuerpo.


Dibujo a plumilla del autor del diario
fechado en 18 de Abril de 1896

martes, 30 de mayo de 2017

1896 - Llegada a Filipinas




Puerto de Singapur 
(Alrededor de 1907)


Llegamos el día 6 de dicho mes de Enero y año al puerto de Singapur. 
En este puerto tuve la ocasión de ver a los chinos haciendo el oficio de caballos, es decir tiraban de los coches ellos mismos, en vez de los caballos. Dándole un latiguillo al que subía en su coche para que le castigara en caso de no cumplir bien su cometido. Llevando a uno por dos reales a la capital que dista bastante del puerto.







Salimos de dicho Puerto el día 7, llegando a Manila el 12 por la noche, no desembarcando hasta el 13 por la mañana. La travesía no fue muy mala, solo puedo recordar los dos últimos días de pascua que se enojó el mar y tuvimos baile a bordo.

En Manila estuve hasta el 25 del mismo mes en que fui destinado al regimiento de Línea de Iberia Nº 69 de guarnición en la isla de Mindanao. Embarqué con algunos de mis compañeros en el vapor correo “Romulus” parando en los puertos pequeños de Iloílo, Joló, Sian, Bataan, Bongan, Joló (de vuelta) Zamboanga y Panabo, donde se encontraba la plana mayor de mi regimiento. 


Fui destinado a la 4ª compañía que cubría el destacamento de Barás, pero permanecí en Panabo hasta el 28 de abril que fui destinado al destacamento de Malabang.




Vapor Romulus en el Puerto de Manila.
Fotografía de la época

Los naturales de allí, de ambos sexos, son muy pequeños y chatos, andan descalzos y visten muy ligeros de ropa. Los hombres como es natural componen todos los regimientos, excepto el de artillería donde la mayoría que son españoles. Hay de entre ellos cabos y sargentos pero tienen menos pagas que los españoles. 

Tienen pasión por las Baby (mujeres), el gallo y los juegos de cartas. 
Con cuatro motas para arroz y un poco de pescado seco todos los días, es feliz un hijo de aquel país.



Nativos con Gallos de Pelea
Fotografía de la época.

jueves, 18 de mayo de 2017

1895. El Inicio de un Largo Viaje.






Vapor "Sevilla" en primera línea


Año 1895



En el mes de Enero de este año regresé solo a Melilla y continué prestando el servicio en la plaza y sus fuertes. Allí permanecí hasta el 6 de diciembre aguardando mi nuevo destino, ya que  había solicitado el pase a las Islas Filipinas por el resto de años de servicio. 

Según copia de la instancia me fue concedida la compañía de 14 de mi mismo cuerpo y clase.


Vapor "Sevilla" en el Puerto de Málaga

Embarcamos en dicho día a las cuatro de la tarde en el vapor correo “Sevilla”, a cuya hora se hizo al mar con rumbo a Málaga, donde llegamos al amanecer del día siguiente, habiendo llevado un buen viaje. 

El mismo día por la tarde o sea el 4 embarcamos en el ferrocarril con objeto de volver a incorporarnos en Barcelona, pasamos por Valencia la que tuve ocasión de ver por algunas horas, cuya capital es muy bonita y rica. Luego seguimos la ruta hasta Barcelona llegando el día 10 y permaneciendo en ella hasta el 14. Esta es una gran capital, tiene muchos edificios públicos.





Vapor "Montserrat"

El mismo día 14 de enero a las 4 de la tarde embarqué en el vapor correo llamado “Montserrat”, destinado hacer el viaje hasta las Filipinas. 

Nos hicimos a la mar nada más embarcar. 

En la noche de ese día pasamos por el Golfo de León, donde el vapor daba fuertes balanceos por lo que produjo grandes mareos entre la tripulación. 


Puerto Saíd (Grabado Antiguo)


El 18 llegamos a Puerto Saíd (Egipto), donde estuvimos hasta el día siguiente. 
El día 19 salimos del puerto y entramos en el Canal de Suez, llegando el día 20 y a la mañana siguiente al puerto de este nombre.
Donde se detuvo el tiempo suficiente para la correspondencia y tomarnos un aperitivo. 
Estos eran un lujo para aquel país africano que no comía más que aves muertas de su propia mano y guisadas también por ellos. 


"Ciudad de Adén"


Salimos para Adén, donde arribó el 24. 
Allí nos hicimos de carbón y víveres, volviendo a partir el 25  y llegando a Colombo el día 31 de Enero.


Vapor "Montserrat"

Picar para ver Enlace.



Vapor "Sevilla" bajo la Torre del Oro