miércoles, 21 de junio de 2017

1897 - La Batalla de Anao




Laguna de Bay (Filipinas)


Esta sin duda alguna ha sido la parte más difícil de la transcripción del diario, debido al mal estado en que se encontraba, siendo necesario hacerlo con una lupa luminosa y de gran tamaño que me han proporcionado. Los interrogantes son debido a la imposibilidad física de leerlo ya que corresponden a trozos de papel que faltan en dicha hoja.


*****

El día 1 de Enero, desde Zarzon(?), salimos el día 2 mi teniente y yo en ferrocarril hacia Ballayanterra con motivo de los continuos descarrilamientos del ferrocarril en la zona, por parte de los insurrectos.


El 5 salí con mi compañía para el campamento de Kamansi, por ferrocarril hasta Malaban donde pasamos la noche el 7 por la mañana emprendimos la marcha hacia el campamento de Kamansi ,llegando a las 11 de la noche, donde estuve hasta el día 14 que fui relevado mi compañía y marchando hacia San Pedro el 15 salimos para ¿…. ? y desde ese punto por ferrocarril hasta Manila llegando a las 8 de la noche.




Manila, fotografía de la época



La marcha de mi batallón hacia Manila se debió a la poca confianza de los nativos, cuyas deserciones eran cada vez más numerosas, saliendo hacia el día siguiente para Guadalupe que era la capital manteniéndonos tres batallones hasta el día 23. 

El 24 salimos para Nasugmuts y seguidamente embarcamos …. (?) para llegar a Hipan a donde fuimos castigados, del 25 al 28 de viaje. 

Hasta el 14 de marzo permanecí en cama, no habiendo podido ir con mi compañía hacia Manila por padecer unas fuerte calenturas. El 15 salí con objeto de incorporarme a mi compañía, pernoctando aquella noche en el fuerte de …. (?) 

El 16 salí en el convoy llegando a Marabuit.



Propaganda de la Compañía de Tabacos Española
"La Flor de Isabela"


El 14 de abril marché con mi compañía al punto más pintoresco que vi en Filipinas, la laguna de Bay y sin duda alguna la mas saludable de las que estuve, tiene buenas aguas y una laguna que a mi cálculo tendrá más de 10 millas de extensión, en la que disponíamos  de cuatro lanchas cañoneras.

Es él punto donde hace más frío de todos donde he estado anteriormente.

El día 8 estuve en Lligan y el 9 salí con la compañía para Lugait (Trocha de Tukurom) embarcando en un vapor que fue remolcado por el Cañonero “Mariveles” llegando a las 8 de la noche. 


El 10 y el 11 permanecimos en Lugait ayudando a los trabajos de aquel fuerte, el cual fue abandonado por las fuerzas que lo guarnecían, a causa de los continuos ataques de los moros. 

El 13 salimos para Tukuran permaneciendo el 14 en ese punto. El 15 volví a Lugait y de aquí a Lligan con objeto de fortalecer las fuerzas de estos destacamentos.







El 16 hacia Laguindingán de nuevo y el 17 para Tukuran permaneciendo en este punto hasta el 26 por orden superior, embarcando en el trasporte y llegando al anochecer en el siguiente día a las cinco de la mañana.

Así el día 27 emprendimos la marcha para Panique llegando al pueblo de Anao donde sorprendimos al enemigo que se hallaba dispuesto a tomar el rancho. Nuestra vanguardia hizo fuego sobre ellos, haciendo el enemigo lo propio. 



Después de una gran resistencia apelaron a la fuga persiguiéndolos toda la fuerza por varios bandos y dándole una buena batida siguiéndolos hasta el pueblo de Nampicuán donde se dispersaron por completo.

Quedaron en el campo 140 muertos de ambos bandos, apoderándonos de 24 caballos, varias armas blancas y de fuego y una guerrera que por lo engalanada que estaba se suponía fuera de un jefe o cabecilla. 

Terminada la refriega continuamos la marcha hacia Panique, quedando en este punto y sola mi compañía de volante, para recorrer diariamente los pueblos inmediatos e intentando mantener el orden.


Imagen del film "Los últimos de Filipinas"
de Antonio Román



No hay comentarios:

Publicar un comentario